Huéspedes que generan pérdidas a los hoteles y como evitarlo

HUÉSPEDES QUE GENERAN PÉRDIDAS A LOS HOTELES Y COMO EVITARLO

 

Las reclamaciones de los turistas ingleses han generado unas pérdidas a los hoteles españoles valoradas entre 13 y 15 millones de euros. Y es que en 2016 estas reclamaciones subieron un 700% sin que se haya hecho nada efectivo para detenerlo.

 

Utilizando Elitebook como herramienta se podría impedir la nueva llegada de esos individuos y además solo con la advertencia de que sus datos se pueden incluir en una lista que se comparte entre los hoteles ya se realiza una labor preventiva y disuasoria.

 

Estos hechos han sido un grave problema no solo para Benidorm, una de las ciudades más afectadas, sino que también lo está empezando a ser para la costa norte de Cataluña, las Baleares y Canarias. Estamos hablando de seis millones de pernoctaciones de viajeros británicos y que para algunos hoteles supone el 50% de su facturación.

 

La historia parte de las “Claims farms” británicas, firmas de abogados buitre, ya expertos en demandar a la sanidad pública y al sector del automóvil, y que aprovechan el vacío legal para entrometerse en el sector turístico.

 

La clave está en una enmienda a la ley de protección del consumidor del Reino Unido de 2013 en la que faculta al demandante la posibilidad para denunciar un servicio después de haberlo utilizado hasta un plazo de tres años después, y sin pruebas fehacientes que demuestren su versión.

 

Todo el mecanismo judicial  y proceso legal discurre en el Reino Unido entre clientes y turoperadores allí radicados. Los hoteles solo están a la espera de saber si finalmente el turoperador cederá durante el arbitraje y le pasará los gastos al hotel que es el que pagará la mayor cuantía del gasto. Y es así porque el 80% de las reclamaciones que llegan al juzgado terminan en condena al turoperador y con las consiguientes costas legales.

 

Estos abogados “buitre” no actúan en la sombra, se anuncian incluso en el metro , en grandes carteles, en sus furgonetas, rastrean las redes sociales … prometiendo a los turistas que si denuncian supuestas enfermedades, como gastroenteritis, sus vacaciones pueden salirles gratis ya que se les puede devolver el dinero gastado además de cobrar una indemnización.

 

Los hoteleros están tomando medidas para evitar otra oleada de demandas el próximo verano. Muchas de ellas muy costosas, como la de recopilar información sobre los huéspedes para saber las horas de entrada y salida del hotel, cuando bajan al comedor… para demostrar que no han estado encerrados en la habitación con una gastroenteritis, haciéndoles firmar una declaración asegurando que no han tenido ningún problema de salud durante su estancia o intentando renegociar con los turoperadores las responsabilidades en caso de una nueva oleada de reclamaciones.

 

Desde Elitebook seguimos pensando que más fácil, muchísimo más barato y menos costoso sería que esas personas figuraran en una base de datos de acceso compartido con las valoraciones  proporcionadas por los propios hoteles que advertirían, en casos como este, de la llegada de huéspedes posiblemente conflictivos.

 

Elitebook puede tener una función disuasoria, ya que si esos turistas supieran que sus datos van a ser incluidos en una lista seguramente no se hubieran atrevido a llevar a cabo esas demandas.

 

Es la balanza por la que todo sistema democrático tiene que funcionar. El equilibrio entre derechos y obligaciones. Se tienen unos derechos como consumidor, pero también se tienen unas obligaciones al consumir. La ley no está hecha para proteger a delincuentes y es triste que estos personajes utilicen la ley para lucrarse y perjudicar a terceros cuando, precisamente, esa ley está hecha para proteger sus derechos.

 

[Pincha aquí para leer la noticia en el Diario de Mallorca]

Contacta con Nosotros

Queremos saber qué piensas sobre EliteBook y cómo podemos mejorar. Esperamos tus comentarios y tus preguntas para poder ofrecerte un mejor servicio.

Contactar